viernes, 17 de junio de 2016

Endodoncia rotatoria en conductos largos y curvos y sellado con gutapercha caliente

Esta semana comparto las imágenes y vídeos de este casito, de curiosa anatomía de conductos radiculares. Acudió a la clínica dental una paciente adulta de sexo femenino por urgencia, en relación con un dolor dental agudo en el tercer cuadrante. En la exploración clínica pudimos apreciar una gran lesión de caries que se confirmó al realizarle una radiografía panorámica  para el diagnóstico general de su estado de salud bucodental.

Radiografía panorámica de diagnóstico general donde se aprecia la anatomía compleja del caso a abordar

En esta imagen radiográfica además de apreciarse la lesión de caries que presentaba se pudo determinar que presentaba una anatomía de conductos radiculares compleja con grandes curvaturas de las dos raíces del molar. Se planteó la posibilidad de extracción del diente debido a la situación y anatomía del mismo, pero dado que la paciente quería conservar su diente y no extraerlo, así como nuestra recomendación, decidimos realizar un tratamiento de endodoncia.

Aislamiento y aspecto coronario pre tratamiento

Así, tras el aislamiento absoluto con dique de goma y la remoción completa de la caries, en primer lugar, se planteó que se debía realizar una endodoncia rotatoria guiada con el microscopio con un sistema de limas rotatorias que respetase al máximo la anatomía de las raíces para eliminar la posibilidad de fractura de limas o la realización de perforaciones radiculares que pudiesen llevar al fracaso del tratamiento de conductos.

Aspecto al microscopio de la cámara y los conductos tras el preflaring con limas rotatorias

En este caso se decidió usar el sistema de limas Mtwo(R) por la preparación progresiva de los conductos y su gran flexibilidad demostrada que me ha permitido abordar el tratamiento de endodoncia microscópica en otros casos de dientes con severas curvaturas como raíces en bayoneta de premolares superiores respetando perfectamente la anatomía del conducto radicular.
 
Así, tras la preparación hasta un calibre 25/06 de los tres conductos encontrados, se decidió optar por sellar los mismos mediante un sistema de gutapercha termoplástica recubriendo un vástago(que antiguamente era de plástico o metal, mientras que ahora es de una gutapercha entrelazada más rígida y que soporta el calor), que es el sistema claramente indicado en conductos largos y curvos, y aunque no es el sistema más querido en el sellado de conductos por muchos especialistas, en un caso como este es el sistema claramente superior porque la anatomía dificulta mucho el empleo de técnicas como la condensación lateral de la gutapercha o las técnicas de condensación vertical de la gutapercha.

Imagen del blíster del obturador Gutta Fusion (R)

Es cómodo por las dos ranuras para poder cogerse con la pinza acodada y poder llegar a sectores posteriores

Preparado para su introducción en el horno GuttaMaster(R)

Calentando motores...
 
Y así, y tal como explicamos en nuestro CURSO MODULAR DE ENDODONCIA en Madrid, se ha podido conseguir un éxito claro en la obturación de los conductos radiculares en este caso de endodoncia compleja, y podemos ver en la radiografía final del tratamiento  como se consigue un sellado perfecto en la raíz distal hasta la bayoneta final o la doble curvatura, y las curvas de las raíces mesiales , que además da sensación de que tengan un delta apical por el aspecto del puf final del sellador.


Radiografía final del tratamiento en el diente tratado
 
Colgamos también un vídeo donde se puede apreciar algunas de las fases del tratamiento de conductos grabado con el microscopio que fue empleado durante la totalidad del tratamiento, y que es la práctica habitual en nuestra consulta y que promovemos en nuestro curso de endodoncia rotatoria.
 
Gracias y espero que le guste a todo el que lo lea!!!






No hay comentarios:

Publicar un comentario